BREEAM TASMAN II

Descripción

AEDAS Tasman II es la segunda promoción de viviendas de obra nueva en Sant Just Desvern, una ubicación privilegiada entre el Mediterráneo y el Parque Natural de la Sierra de Collserola, a muy pocos minutos de Barcelona.

Promotor: AEDAS HOMES
Año de construcción: 2019
Clasificación: BUENO

Bienestar/Comodidad

¿Sabías que una iluminación natural adecuada reduce el riesgo de enfermedades como depresión, insomnio o estrés? La luz natural de salones, comedores, estudios y cocinas de este edificio es un 50% superior a los niveles recomendados.

¿Sabías que una mala calidad del aire interior puede provocar a medio plazo irritaciones de ojos, nariz o garganta? En estas viviendas el problema lo soluciona una ventilación un 20% superior a los niveles exigidos habitualmente por la normativa.

¿Sabías que en construcción suelen utilizarse materiales que contienen compuestos orgánicos volátiles, COVsEl 100% de las pinturas, barnices, y materiales en este edificio han sido elegidos por tener el nivel más bajo posible de esos elementos nocivos.

¿Qué sucede si necesitas descansar o concentrarte para una determinada actividad? El aislamiento acústico por ruido de impacto en este edificio es un 22% superior a la normativa.

¿Sabías que la iluminación fluorescente sin balastros de alta frecuencia puede desencadenar procesos de migrañas debido a su parpadeo? En estas viviendas no se ha utilizado ningún tipo de iluminación con tubo fluorescente, siendo todas las luminarias del tipo LED.

Eficiencia

El diseño de la envolvente térmica del edificio permite ahorrar un 53% en calefacción frente a un edificio estándar de similares características.

El 100% de las lámparas y luces de las zonas comunes y exteriores son de tecnología LED, con bajo consumo y alta eficiencia.

Sostenibilidad

La elección de grifos de bajo consumo permite reducir un 36% el consumo de agua. En una vivienda con tres ocupantes supone un ahorro anual de 52.297 litros de agua.

Los trayectos en coche particular se reducen un 80% gracias a la cercanía de la vivienda a medios de transporte público y servicios básicos como supermercados o colegios.

Este edificio reduce un 73% las emisiones de CO2 respecto a un edificio convencional de similares características. Para obtener el mismo ahorro de CO2 anual, sería necesario un bosque de robles de 21,9 hectáreas (el equivalente a 40 campos de fútbol).